domingo, 27 de febrero de 2011

Rio

Rio

Rio que vas andando
y a los verdes campos no paras de alimentar.
Refrescando las pieles de niños y abuelos
que en tu interior se zambullen a jugar.


Atravesando días de calor y sol radiante
o de lluvia, frío y humedad.
Hermosas noches de luna llenapara ver como luego el amanecer le dice que se tiene que ir a descansar.


Quien sabe si alguna vez terminarás triste y olvidado
y en la solitaria tierra yerma te secarás.
O si vivirás feliz para siempre
al encontrarte y fundirte junto a las aguas de un hermoso mar.