jueves, 15 de diciembre de 2011

Brindemos por los artistas

Que rápido se pasa el año. Ya falta menos de un mes para las fiestas.



Mientras tanto nosotros seguimos andando. Posteando, opinando, escribiendo. Una vida medio diferente al común de las personas. Con el alma un poco inquieta. Que nunca se conforma con lo que hay a su alrededor. Que siempre busca algo mas.


A veces medio depresivos, solitarios, con el autoestima que sube y baja como la marea, sin saber lo que realmente queremos.


Extraños seres en un mundo lleno de formalidades. Gris como el cemento, acelerado como la vida en las gran ciudad, vestido de traje y corbata.


Sin embargo nosotros acá estamos. Mostrando otros colores a la realidad, otra melodía, otros sabores. Otra forma de ver la vida. Cuanto mas colores haya mas lindo será el cuadro.


A veces parecería que a este mundo lo salvan los artistas. Sin ellos nadie cantaría, nadie actuaría, nadie escribiría, nadia pintaría.


Seria toda una masa de seres que se levantarían a la mañana, saldrían a sus lugares de estudio o trabajo, regresarían a la tarde/noche, verían algo de televisión, comerían y se irían a dormir para el otro día seguir con la misma rutina.


Así que por todo eso... ¡ Vivan los artistas !

sábado, 26 de noviembre de 2011

Nuestra voz

Nuestra voz

Nuestra voz llegará a miles de oídos. Derribando los muros, desafiando las tempestades.
...
Las palabras que brotan de nuestro interior abonarán la tierra con nuevos colores. Para que de ella crezcan verdes tallos cargados de esperanzas.

No matamos a nadie. No somos terroristas ni delincuentes. Así que no tenemos motivos para estar huyendo o escondiéndonos.

Dejaremos de mirar pasar la vida a traves de una ventana. sino que saldremos afuera a disfrutar de ella. A mirar el sol de las mañanas. A sentir como una suave brisa acaricia nuestras pieles.

Por mas que alguna vez una puerta se nos cierre no importa. Volveremos nuestros pasos y tomaremos por otra. No todas son iguales.

Si algún ojo no desea vernos no nos detendremos en obligarlo a mirar lo que no quiere. Seguiremos la marcha. Habrá muchos que estarán dispuestos a conocer como hemos pintado el cuadro hoy.

En el momento en el que tropecemos con una piedra seguramente nos caeremos y nos dolerá. Probablemente esto dure un tiempo. A veces mas largo y otras mas corto. Pero debemos saber que nada nos apura. No competimos contra nadie. Luego de a poco nos levantaremos y saldremos nuevamente a flote. Tal vez mas tarde volvamos a caernos para después levantarnos. Ningún camino es fácil de transitar.

Caminaremos siempre hacia adelante. Tenemos dos piernas y nadie jamás detendrá nuestros pasos.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Un par de vueltas...

La vida desde el inicio
da vueltas y vueltas ...
no se detiene entre ir y venir
desde el aquí al allá
mis ancestros lo aprendieron
mirando la luna y al esconderse el sol... 
entre hachazos cosechando bosque sin descuido
contando historias de sumpall 

por largas  veladas en el invierno...
rezo a los cuatro vientos para la inmensidad...

arando la tierra descalzos...
corriendo libre  en medio del trigal
persiguiéndose desatados por las pamas
con un brazado de maqui y ganchos del primer cerezal...
eramos libres sin restricciones

sin compra con engaños y jueces de por medio
tarde entendimos que en este paraiso
a codo a tierra podemos quedar 
ahora  destila pólvora de los bosque mutilados
reverdean radiactivos sobre las aguas 
las hierbas sanadoras esfumadas por hogueras

ya se cansan las palabras de contar y repasar
nombres ya olvidados...
así la rueda del mundo no termina de girar...

Voz de polvo ...voz de agua

Voz de polvo , voz de agua
de tierra enarbolada de espumas tangibles y etéreas
surco de vida arillando la esencia 
pulsando en breves sonar un ápice de los elementos 
incertidumbre que pende del hilo magno
celeste dinámo estrujando materia...
y aquí a la espera en lo cotidiano
y por el pensamiento razón y sin razón tejiendo el dilema
todo en  suspenso , en intriga ...
se siente el saber confundido y certero ..tal vez
lo que no se conoce ,  lo que nos desconcierta
y a tiempos actuales no hay respuestas...
Va y viene razones y  sentencias
muchas ya hacen de esta vida un eterno problema
y algunos ...los mas quizás solo queremos respirar
un día más tras la cortina de nuestra insapiencia
y si nos hemos de dormir
que sea en silencio ......
.................................................... 
que el silencio deja la estela de lo infinito
como infinita podrían ser las respuestas
[...............................]
y
el hombre ...apenas en silencio
espera...

martes, 1 de noviembre de 2011

Del Libro "Divoviuda" de la poeta mexicana Perla Schwartz.

Nerudianamente
confieso que he vivido
a más de mil kilómetros por hora


Confieso que he leído
más de tres mil libros
y he memorizado
alguno que otro poema


Ahora que soy divoviuda
que aspira a encontrar
la simetría oculta
de la luna huidiza

Por qué me alejé de esta página querida, siendo coautor de ella? 


Sentía que no podía darle mantenimiento como "ella" lo merecía, que mi amiga del alma Carmen , a quien mando un beso, mas ducha que yo en estos menesteres, era su alma y su técnica de cabecera.  

Han pasado cosas que me alientan a seguir , para mantenerla viva. Como un reconocimiento y un espacio abierto a la literatura, al arte , a cuanta cosa positiva inspire a los seres humanos para ayudar a construir un mundo mejor. Un mundo de cultura, que nos aleje de la violencia y las armas.

Por ello y pese a mis carencias técnicas he vuelto y pondré empeño en el relanzamiento de Apuntes Hispanoamericanos. 

A todos los amigos , lectores, colaboradores de este espacio los invito a participar. Ya veremos como le hacemos , para dar cabida a todos, si caben en mi corazón estamos unidos en el mismo propósito de la Cultura. 

Un abrazo caluroso a todos.

Angel 

sábado, 29 de octubre de 2011

A cambio el tiempo

Que si puede algo ser atesorado 
ahí estará
en los sedimentos donde el alma vive
a la expectativa del ver anudar
las penas y el beso en la casa a oscuras
Desanda todo y todo lo habita
cada extraño espacio 
cada soledad
cada esquina dejada al polvo   
y después olvido 
la hendija que alimentó 
en los vendavales
cuánto de recuerdo depositado
Afuera otro viento corre, se desliza
Toda verde la esperanza 
torna ceniza

Sigo aca

Sigo aca

Amanece de nuevo en la ciudad.
La tv muestra lo que se va hablar.
Y yo sigo acá

Miles de autos empiezan a acelerar.
Zapatillas que se atan para salir a andar.
Y yo sigo aca.

Mientras tanto yo sigo acá
Mirando las horas pasar.
Yendo de aquí para allá
Sin saber donde voy en realidad.

Vidrieras invitando al público a comprar.
Palomas comiendo lo que la gente les da.
Y yo sigo acá

Hombres arreglando el mundo en la mesa de un bar
parejas de adolescentes que en una plaza muestran el arte de amar.
Y yo sigo acá.

Mientras tanto yo sigo acá
Mirando las horas pasar.
Sin saber donde está mi lugar.
Ni donde mañana el sol me encontrará

martes, 20 de septiembre de 2011

Me rebelo

En esta hora mustia me rebelo
se me pega a la palabra el resquemor por unas letras
que parecen controlarme desde la distancia impuesta y presabida
no me gusta oler entre líneas la tirada del yugo sobre mi cabeza
ya pasé esos tiempos ...ni menos se como son...porque yo siempre he sido libre
y el viento huracanado en contra es el único que le ha puesto
algo de freno a mi camino...

domingo, 4 de septiembre de 2011

Ya no están...




Ya no están con nosotros
cruzaron el laberinto final
desconsuelo en los otros caminantes
quizás muy pronto marcharon
y tanto por hacer de sus manos hacendosas
y del amor!
Su fruto rojo hoy deshecho en el dolor
mas la luz que les ilumine eterno  su camino!

***************************************
Unos escribieron "nos vamos al paraiso"
( que su sueño se haga realidad!!)
Q.E.P por mis 21 compatriotas!

sábado, 27 de agosto de 2011

Habra soles

Habra soles
Habra el sabor de un nuevo desayuno
Habra ramas verdes floreciendo en cada Septiembre
Habra melodias de gaviotas
Habra aromas de jazmines

Habra un hermoso cuadro pintado de hermosos colores

domingo, 7 de agosto de 2011

El encuentro

El encuentro
Sabrina se sentó en la mesa del bar. Eran justo las once de la noche como estaba previsto. Hora en la que quedó en encontrarse con Agustin. El chico al que había conocido hace alrededor de un mes a traves de Facebook.
Luego de acomodarse colgó el saco en una silla para ponerse a mirar la carta que se hallaba en el pupitre. El mozo se acercó y le dijo que espere. Que todavía faltaba que viniera alguien mas. Fue al baño, donde se mojó la cara y se acomodó el pelo. Después volvió a la mesa. Como Agustin aún no había llegado le mandó un mensaje de texto. Sacó el libro que llevaba en su cartera y comenzó a leerlo.
Pasados los quince minutos desde que le envió el mensaje y al ver que Agustin no le respondía decidió llamarlo. Solo atendió el contestador. Intentó de nuevo pero volvió a ocurrile lo mismo. Lo hizo varias veces mas y nada.
Empezaba a ponerse nerviosa. Continuó leyendo pero ahora le costaba concentrarse. Le ganaban los sentimientos de ira, de no saber si realmente Agustin iría o si le estuvo mintiendo. Y en caso de que fuese un engaño...¿ por que motivos? Tampoco lo conocía demasiado. Solo habló con él por celular o mediante internet. Y ni siquiera tenía el número de la casa como para llamarlo allí.
Se había dejado llevar por su voz dulce, sus gustos por el cine, la música al igual que ella, las tiernas frases de amor que le mandaba casi todas las noches por email o las fotos que le enviaba desde los distintos lugares donde iba. En la cancha mirando a San Lorenzo, en la playa con unos amigos, tocando con la banda de rock que tenía. Pero ahora veía que todo fue una mentira. Se sentía una estúpida por confiar ciegamente en cualquiera. Intentó comunicarse de nuevo sin que nadie responda del otro lado. Ya eran casi las doce. Así que se levantó de la mesa y salió a la calle.
Una vez que llegó a su casa no le quedaban ánimos de nada. Se encerró en su cuarto y estuvo un rato con la computadora. Después se fue a dormir. Aunque tardó varias horas en lograrlo. Ya que por los nervios que tenía no paraba de dar vueltas sobre la cama sin poder cerrar los ojos.
Al otro día probó en hablarle de nuevo a Agustin. Este la atendió diciéndole que estuvo a las once en ese bar como habían acordado. Pero al ver que ella no aparecía dejó el celular en su casa y se fue a bailar con unos amigos. Sabrina no le creyó. Pensó que la estaba cargando. Empezó a insultarlo hasta que Agustin le cortó.
Cuando miró la hora que marcaba la television y el reloj que se hallaba en la pared descubrió que el suyo atrasaba sesenta minutos.

sábado, 30 de julio de 2011

Historia de una noche



Historia de una noche.





 Pablo llamó a su novia para encontrarse horas mas tarde en un bar de Palermo. Se dió una ducha y a los pocos minutos ya estaba fuera de su hogar. En la calle no había nadie. Solo se oía el viento que chocaba contra las ramas de los árboles.
Atravesaba un galpon abandonado cuando descubrió que detras suyo, a una corta distancia, lo seguía un hombre de saco y pantalon negro. Quien iba acompañado de un perro que caminaba a su lado. Aceleró la marcha pero comprobó que era en vano. Estos se hallaban cada vez mas cerca. Llegó a la esquina y dobló por allí. A los pocos metros se detuvo a esperar el colectivo que lo llevaría a Palermo. Miró hacia todos lados con la intención de encontrar a ese individuo pero no lo volvió a ver. Luego subió al ómnibus.
Mientras viajaba hubo un instante en el que este frenó frente a un semáforo. Allí alcanzó a ver que, sentado en el umbral de un viejo caserón, se hallaba ese mismo hombre. Se quedó sorprendido. No sabía como pudo haber hecho para llegar a ese lugar con tanta rapidez. Intentó consolarse con la idea de que solo se trataba de alguien parcido. Que no era él. De modo que lentamente fue tranquilizándose y pensando en otras cosas.
Cuando bajó tomó por una plaza que tenía escasa iluminación. Solo la habitaban unos cirujas que dormían en el pasto. Oyó pasos que avanzaban a sus espaldas. Giró su cuerpo y vió otra vez a ese individuo junto a su mascota. Empezó a correr.
Ya los tenía encima cuando pudo alcanzar la avenida que se situaba al final . La cual contaba con varios negocios y gente caminando. Al volver la vista comprobó que estos en vez de seguirlo empezaban a retroceder. Caminó unas cuadras y llegó al bar donde se encontraría con su novia. Como aún no estaba se sento en una mesa a esperarla.
Lo tenía bastante preocupado esto que le ocurría. No tenía idea quien era ese hombre o por que lo buscaba. Menos aún los motivos por los que aparecía siempre en lugares poco poblados.
Al rato llegó su novia. Pidieron café con medialunas y se quedaron conversando un largo tiempo.Después fueron al cine. Cuando salieron la acompañó a una remisería y se despidieron. Luego tomó el colectivo que lo dejaría de nuevo en su casa.
Al bajar comenzó a caminar por una calle que por esas horas se hallaba desierta. De pronto sintió que alguien tosió. Se dió vuelta pero no pudo ver demasiado a causa de la intensa niebla que había. Apuró el ritmo.
Una vez que atravesaba los últimos cien metros escuchó una voz. Miró hacia atrás y halló de nuevo a ese individuo. También observó que su perro avanzaba a gran velocidad, tenía la boca empapada de espuma y no dejaba de ladrarle. Siguió corriendo hasta sentir como los tarascones que daba le rozaban la ropa.
Fué en ese instante cuando logró ingresar finalmente a su hogar. Allí se preparó un te y se quedó un largo rato sentado en la cocina. Después se acostó.
A la mañana siguiente apenas se levantó caminó hacia la vereda creyendo que encontraría marcas en la puerta o algún otro tipo de desorden. Hecho que jamás ocurrió. Durante el día habló de todo aquello con amigos, familiares o compañeros de su trabajo pero le dijeron que nunca les pasó nada igual.
Las semanas transcurrieron con normalidad sin que Pablo volviera a ver a ese hombre. Tampoco tuvo que afrontar jamás algún episodio similar. Lo que lo llevó a dudar acerca de que si fue algo que realmente le pasó o si se lo imaginó.

domingo, 10 de julio de 2011

Ella


El viento golpeaba con fuerza las ramas secas de los árboles. La noche se volvía cada vez mas oscura al tiempo que una espesa niebla iba envolviéndolo todo. La calle estaba desierta.
En una esquina se hallaba ella. Bailando alrededor del fuego. Moviéndose al ritmo de los tambores que sin parar hacían sonar un grupo de muchachos. Con su cuerpo desnudo al que no parecía importarle el intenso frío que hacía. Con su cabello negro ondulado agitándose en cada paso que daba. Sosteniendo una copa que cada tanto se llevaba a sus labios pintados de un fuerte color rojo.
Hasta que al rato aparecio un hombre de pelo blanco, bastón y envuelto en un sobretodo gris. Entre los dos no pararon de besarse y abrazarse. Luego se pusieron a caminar tomados de la mano hasta perderse en la oscuridad.
Los muchachos que tocaban los tambores se fueron. El fuego de a poco se apagó.
La noche siguió su normal curso hasta morir con la salida del sol.

lunes, 20 de junio de 2011

Otra noche



Otra noche.
La luna se asoma entere los edificios
haciendo que otra noche caiga sobre la ciudad.
Miles de luces cubren el asfalto de blanco y amarillo
y coloridos carteles se encienden invitando a entrar.

Hay ruidos de colectivos
mezclados con suelas que salen a caminar.
A la vez que el viento con su silbido
va empujando las hojas secas que luego caerán.

Mientras tanto yo por esas calles sigo
viendo como arriba las estrellas no paran de brillar.
Preguntándome en medio de este frío
si algún día te podré hallar.

sábado, 4 de junio de 2011

erupción volcán


(fotos tomada de la red)


Comenzó una nueva erupción el  volcán PUYEHUE  (en mapudungún significa =lugar de puyes)
el que desde 1960 no había explosionado.
En Chile se ubica en el cordón del Caulle , en la región de Los Lagos , junto a otros macizos volcánicos.


Veremos que sucede, puede ser muy complicado los resultados de esta erupción, en una zona netamente turística, ganadera y agrícola de nuestro país...un desastre más que se suma a los otros sucesos naturales en este país , Chile.

domingo, 10 de abril de 2011

Antonio

Antonio tenía ochenta años. Vivía solo en un pequeño departamento. No tenía esposa, ya que esta había fallecido hace un tiempo. Tampoco amigos, quienes al igual que su mujer, se fueron yendo con el correr de los años. Sus dos hijos casi nunca iban a visitarlo. Cada tanto y cuando se acordaban lo llamaban por teléfono. Antonio a veces se sentaba en una plaza a tomar aire o fumar un cigarrillo mientras contemplaba el verde de las plantas. Otras se quedaba en su casa mirando televisión o escuchando tangos por la radio. No tenía prisa alguna. Ya que estaba jubilado y no trabajaba.Buena parte de los días también se la pasaba recordando. Pensaba en Martha, su esposa, a la que lleva mas de cinco años sin verla. En las veces que estando todavía de novio la pasaba a buscar por la casa con su antiguo Fiat 600 para llevarla al cine, en los Viernes en los que ya casados iba a cenar con ella y un matrimonio amigo a una pizzería del Centro, en el viaje a Córdoba que hicieron hace algo mas de una década y vieron nevar por primera vez. También le venían imágenes de su antigua casa. Donde aún vivía junto a Martha , sus dos hijos y una perra que tenían. Cuando casi todos los Domingos preparaba asado para toda la familia sumados a sus padres y los de su esposa. Donde sus hijos traian a jugar a algún compañerito de la primaria y él siempre los recibía contándoles chistes. O las veces que ya en la secundaria él los ayudaba con las tareas.Recordaba a sus amigos. Con quienes iba a un viejo bar que quedaba en Paternal y permanecían largas horas hablando de todo un poco. De política, fútbol, mujeres, etc. Cuando salía con varios de ellos al hipódromo o las tardes que junto a José y Carlos tomaban el tranvía para ir a la cancha. Ya que estos al igual que él eran de San Lorenzo.Y dentro de esos pensamientos tampoco podían faltar sus padres. Las mañanas que acompañaba a su madre a comprar pan, donde el panadero por ser un buen niño siempre le regalaba una medialuna. Las veces que se sentía mal y ella le tiraba la espalda. Veía a su padre. Un hombre robusto, trabajador. Casi todo el día encerrado en su ferretería. Pero que la mayoría de los Viernes cuando volvía de su trabajo lo sorprendía con helado o caramelos. Sin embargo todo esto no existía. Era parte de un pasado que se había ido. Ahora estaba él solo sentado en una silla pensando y recordando aquellos viejos tiempos. En una habitación semioscura. Con una persiana que se había roto y no dejaba que entre la suficiente luz. Con un techo descascarado y manchado de humedad que necesitaba urgente una mano de pintura. Con el polvo que no paraba de acumularse entre los rincones de un descolorido piso de madera.Se sentía una especie de desterrado. Que estaba en un tiempo que le era totalmente ajeno. No tenía con quien hablar ni sitio donde ir. Sus únicas obligaciones eran comprar alimentos, remedios, cobrar la jubilación o pagar algún que otro impuesto.Una tarde mientras caminaba sintió un viento extraño. Que le traía voces de amigos y familiares que ya se habían muerto. Hasta oyó llorar y ladrar a su vieja perra que tampoco se encontraba. Tambien empezaba a escuchar que estos le gritaban frases como " no te quedes solo, te vas a enfermar", " vení con nosotros que te queremos", " hace mucho que no nos vemos, te extrañamos" .Sin embargo Antonio seguía caminando. Las ráfagas iban en constante aumento. Le volaron la boina que llevaba en la cabeza. La ropa le bailaba y tuvo que ponerse los anteojos que tenía en el bolsillo. Si no se le hacía imposible mantener los ojos abiertos. A pesar de esto no se detenía. Aunque a veces se agarraba de alguna reja o columna para no caerse.Pero finalmente el viento pudo mas. Terminó arrancando la manija de un portón donde se había sujetado y lo arrastró con furia varios metros hasta que se estrelló contra una pared. Luego su cuerpo quedó inmovil con los ojos cerrados tendido en el suelo. Las ráfagas automáticamente pararon.Después de un tiempo Antonio despertó. Pero ya no estaba ahí en esa vereda frente a aquella pared donde había quedado tirado. Sino que se hallaba en otro mundo que jamás había visto pero que le resultaba mucho mas familiar. Donde pudo reencontrarse con su mujer. Acariciarla, besarla, invitarla al cine. Ir con sus amigos a la cancha o tomar algo en algún bar. Volver a jugar con su perra, hacer asados, acompañar a su madre a la panadería o dejarse sorprender con las golosinas que le traía su padre al regresar de su trabajo.

martes, 8 de marzo de 2011

El telefono

El teléfono

El teléfono sonó en aquella noche. Susana se levantó a atender pero del otro lado no contestó nadie. Siguió durmiendo. Al otro día ocurrió lo mismo. Solo que esta vez fue mientras cenaba. Colgó y regresó a la mesa.
Durante las semanas poteriores fueron dos llamadas en vez de una. A veces a la mañana, otras a la tarde o durante la noche. Pero siempre tenían la misma modalidad. Ella atandía y del otro lado nadie respondía.
Esta situación si bien no la preocupaba ya le resultaba un poco extraña. Pensaba que tal vez se trataba de alguno de sus dos hijos que vivían en Italia y no se podían comunicar. Pero luego descartó esa hipótesis al hablar con ellos y comprobar que nunca habían llamado.
Hacía dos meses que vivía en ese departamento. Despues que murió su marido a causa de un cancer terminal y ella notó que la antigua casa de Devoto le quedaba enorme. Entonces decidió venderla y mudarse al barrio de Caballito. Trabajaba de Lunes a Viernes como cajera en un banco. Y los fines de semana generalmente se dedicaba a pasear con amigas o visitar a su madre.
Otro día estaba cocinando ravioles. Sonó de nuevo el teléfono. Atendió. Pero esta vez le contesta una voz que le dijo_ ¿ está rico el menú ?_ para luego colgarle.
Se quedó paralizada a causa del miedo. Creía que alguien la espiaba.
Lo mismo le ocurrió la tarde siguiente cuando regresó de su trabajo. Apenas se cambió de ropa para estar mas cómoda la interrumpió una llamada. Y del otro lado la misma voz que le preguntó_ ¿ que tal te fue en el trabajo ?
Esto la puso todavía mas nerviosa. Temía que se tratara de alguien que quisiera robarle o secuestrarla. Pensó en llamar a la policía. Pero luego desistió de tal idea al no saber que decirle o no tener pruebas.
Para intentar calmarse fue a visitar a una amiga. Con ella estuvo un largo rato hablando y tomando café. Como esta tambien vivía sola la invitó a que se quedara a cenar.
Al volver a su departamento Susana se quedó haciendo unas cosas con la computadora. Luego miró un poco de televisión para mas tarde irse a dormir. En toda esa noche no recibió ninguna llamada. Solo mensajes de texto a su celular que eran propagandas o algun que otro conocido suyo. Pero nada fuera de lo normal.
También empezó a resultarle llamativo aquel teléfono. Uno de esos aparato antiguos de color negro. Nadie la llamaba por ahí y muy pocos sabian su número. Solo se comunicaban con ella a traves de su celular. Tampoco tenía idea de los motivos por los cuales los antiguos dueños de ese departamento lo habian dejado. Pensó que tal vez se tratara de un olvido y que pronto se lo irían a reclamar.
Tres días después, mietras desayunaba, ese aparato volvió a sonar. Y detrás aquella voz que ahora le dijo_ viste que durante este tiempo no te llamé_ para luego cortar.
Terminó de tragar la última tostada abruptmente y salió para su trabajo. No sin antes hacerle un breve comentario al encargado del edificio. Quien le dijo que no tenía la menor idea de esto que le ocurría y no vió a nadie sospechoso merodeando la zona. Caminaba apurada. Mirando hacia todos lados a ver si alguien la seguía. Hasta hubo una vez que se cruzó con un abuelo, ella no lo vió y se lo llevó por delante hasta dejarlo tirado en el piso. Lo que hizo que recibiera algunos insultos por las personas que estaban allí presentes.
Al regresar volvieron a llamarla. No atendió. Luego se escuchó una risa. Mas tarse el teléfono sonó de nuevo. Esta vez mientras se lavaba los dientes después de cenar. Atendió y del otro lado esa voz le pregunto_ ¿ ya te vas a dormir ?
A lo que Susana gritó desesperada_ ¡ Quien sos ! ¡ Que querés ! _ pero nadie respondió.
A mitad de la noche hubo otra llamada. Susana se adelantó preguntando en voz alta_ ¿ Que querés de mi ?
Y al ver que del otro lado no había mas que silencio de los nervios cortó el cable, tomó el aparato y lo estrelló con furia contra el piso. Luego de este empezo a salir sangre a borbotones.

domingo, 27 de febrero de 2011

Rio

Rio

Rio que vas andando
y a los verdes campos no paras de alimentar.
Refrescando las pieles de niños y abuelos
que en tu interior se zambullen a jugar.


Atravesando días de calor y sol radiante
o de lluvia, frío y humedad.
Hermosas noches de luna llenapara ver como luego el amanecer le dice que se tiene que ir a descansar.


Quien sabe si alguna vez terminarás triste y olvidado
y en la solitaria tierra yerma te secarás.
O si vivirás feliz para siempre
al encontrarte y fundirte junto a las aguas de un hermoso mar.

domingo, 30 de enero de 2011

Vos y yo

Vos y yo.

Vos estás esperándome allá bien alto
con tus brazos abiertos para darme calor.
Con tu boca que se abre
para hacerme sentir lo que significa la palabra amor.

Donde los campos florecen
y las mariposas juegan bajo la luz del sol.
Donde los niños corren alegres por las plazas
y las palomas nos deleitan con su canción.

Sin embargo yo estoy aquí
sentado en esta habitación.
Sin saber si existirás realmente
y viéndote solo a traves de mi imaginación.