domingo, 1 de noviembre de 2009

El canario de los Gonzalez

El canario de los Gonzalez.

Aquel canario se la pasaba cantando en la jaula que los Gonzalez tenían en el fondo de su casa. Miraba a los otros pájaros que volaban libremente y se lamentaba por no poder hacer lo mismo.
Un día la hija menor de la familia se quedó sola con su abuela. No tuvo mejor idea que abrir la puerta de esa jaula dejando libre al animal.
Cuando sus padres regresaron la retaron duramente por lo que hizo escondiéndole todos sus juguetes preferidos y dejándola un mes sin ver televisión.
Sin embargo la niña no se puso triste. Estaba contenta al ver como ese canario pudo recuperar su libertad.

3 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Gus, cómo siempre pasando un mensaje en todo lo que escribes.
Besotes

huir dijo...

la libertad es todo, cuando falta hay que huir

Anónimo dijo...

...la libertad esta en nuestra mente, sostenida en el espiritu celestial, no se compra ni se vende nuestro espacio terrenal se encuentra implícito en cada ser humano para vivirla disfrutando y amando, como lo hace la niña contenta al libertar el canario encarcelado...
Sebastián-10-11-2009.-