sábado, 22 de marzo de 2014

Luces

Luces 
 
El muchacho estaba sentado frente al mar. Era una noche calurosa. No había nadie a su alrededor. 
 
De pronto vió que una lluvia de luces cayó en el horizonte. Apenas impactaron con el agua esta se iluminó de diferentes colores. Le pareció totalmente extraño. Jamás había visto algo así. Se tocó para ver si estaba despierto. Se frotó los ojos para comprobar si no tenia algún problema. 
 
Después el agua regreso a su estado habitual. Solo que desde las profundidades aparecían figuras flotando. Las cuales tenían brillo propio. Las había rosas, verdes, celestes, etc. Formaban rondas, bailaban, se movían con las olas. 
 
No podía creer lo que estaba mirando. Se tocó nuevamente y estaba en perfecto estado. Tampoco había bebido ni consumido nada antes. Se lamentó por no llevar la cámara para sacar fotos. 
 
De a poco estas figuras empezaban a acercarse hacia donde estaba él. 
 
Pudo observar que eran alrededor de veinte cuerpos del tamaño de un ser humano. Contaban con una cabeza calva, dos cavidades en el sector de los ojos y otra mas ancha en el de la boca. También poseían dos brazos flacos y extensos. Que se movían como si no tuviesen huesos y los apoyaban en el suelo como sostén. Estos acababan en gruesas manos con solo tres dedos. Y su parte inferior terminaba en forma larga y puntiaguda. Como si fuese la cola de un reptil. 
 
Él se puso de pié. Una vez que lo alcanzaron lo rodearon. 
 
Preguntó quienes eran. Le dijeron que venían de una estrella lejana y cada tanto les gusta salir mas allá de su mundo y ver lo que hay en otros planetas. Como en este caso la Tierra. También le hicieron saber que este era su último día aquí. Puesto que ya llevaban varias semanas paseando. Unos en un desierto, otros en los glaciares. Para terminar su estadía en el mar. 
 
Además le explicaron que nunca habían tenido oportunidad de dialogar con un ser de este planeta. Que el único había sido él. Y le propusieron tener relaciones sexuales para conocer como es con los humanos. 
 
No entendía muy bien. Pensó que hablaban de otro tema. Siguió preguntando pero el tema era ese. Probar en tener relaciones con seres humanos. Ver que sensaciones les producen. Salió corriendo. Estos fueron tras de él. En un momento tropezó y se le fueron encima. Les tiraba arena pero no les hacía nada. Cuando lo tocaron pudo comprobar que no sentía el tacto. Solo unas brisas que acariciaban su cuerpo. Como si fuesen fantasmas. 
 
Una vez que finalizaron se fueron de prisa hacia el agua. Al rato esta volvió a iluminarse. Permaneció un rato así para luego apagarse. Y cielo llenarse de luces que de a poco se fueron perdiendo. 
 
El muchacho se tocó. Se froto los ojos. Después se levantó y notó que estaba en perfecto estado. Solo que no tenía cámara de fotos ni nadie a quien contárselo

11 comentarios:

MuCha dijo...

me gusta tu escrito tiene sabor a suspenso Y sabes jugar tan bien con tus letras Gracias por pasar por RECOMENZAR
un beso

jordim dijo...

Un buen relato.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Pues si que eran Amigables y llenos de inquietudes un poco lascivas.
Me ha encantado este Relato.
¡¡¡Gracias por estar siempre ahí!!!
Abrazos y Besines.

Forbidden dijo...

Muy buen escrito, la fantasia cruzandose con la realidad

Marina Fligueira dijo...

Hola, nos dejas un relato interesante e inusual, pero perfectamente plasmado. Ha sido un placer leerlo. Gracias.

Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un beso y feliz fin de semana.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

¡¡¡Gracias, siempre, por tus sensibles y Tiernos Comentarios!!!
Abrazos y Besines.

Cielo dijo...

Un relato que conmueve y deja un
sabor dulce y salado
más no se puede pedir.

Enhorabuena!!!1

Alfa Fon-Amor dijo...

gracias por tu visita me quedo por aquí,saludos

Tramos Romero dijo...

Parece que seguí el rastro a Alfa Fon, pero no, lo cierto es que no se como llegue, igual como esos extraterrestees que brillan y acarician cuando se acercan con una brisa.....me gusta mucho la ficción.
¡Genial¡
Me quedo en tu compañia,

Besos muchos ♥
tRamos

Tramos Romero dijo...

Parece que seguí el rastro a Alfa Fon, pero no, lo cierto es que no se como llegue, igual como esos extraterrestees que brillan y acarician cuando se acercan con una brisa.....me gusta mucho la ficción.
¡Genial¡
Me quedo en tu compañia,

Besos muchos ♥
tRamos

Gustavo dijo...

Hola que tal. Bueno, muchísimas gracias por los comentarios. Es que no suelo entrar con frecuencia a este blog. Este blog no es mio. Es de todos los participantes que deseen subir también sus escritos. El mio personal es http://yangus00.blogspot.com
Les mando un abrazo y muchísimas gracias, me hace sentir que no escribo en vano jaj
Que tengan linda semana