jueves, 17 de diciembre de 2009

Estas de vuelta.

A Silvita, A Javier con mucho cariño.



Te he visto descalza atravesar la nieve
con tu pelo de fuego arrasar mis ojos
convertida en cometa luna llena
con un brillo sublime sin dueño

Pero era solo un sueño tú navegabas
entre las olas de un frío cielo
con unas manos de acero blanco
dando destellos al vuelo alzando

Y sentí celos y miedo de verte lejos
Dios te besaba y te devolvía
como una estrella en la lejanía
llenos de escarcha tus pies desnudos

Abrí los brazos para buscarte
no venias a solas él te traía
y dibujabas con cierto aire desconocido
una sonrisa que iluminaba mi triste día

Ríos de peces de oro y grana
aves de mil colores desconocidos
eran mis lágrimas que la brisa
convertía en mundos para alegrarte

Soriana, dueña de la palabra vida
pones nochebuenas en la blancura
para dar consuelo a los que aman
por amar Dios: te hizo poema.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermano muxas gracias voy a imprimirlo pa llevarselo a Silvia. stoy muy emocionado, de verdad que si. Un nudo en la garganta y la sensacion de protecion que ustedes nos mandan.
Gracia de corazón, que bonito, que bonito. Si pudiera te abrazaba fuete, fuete.

Javier

angel collado ruiz dijo...

Siempre que podamos estaremos ahí en el corazón de los amigos, para entre todos hacernos fuertes y salir adelante. Gracias por ser mis amigos. Angel

Bea dijo...

Oh dios que cosa tan bonita, que homenaje mas bello a mis primitos, Javier ya es parte de la familia por lo menos para mi, yo les apoyo. Qué bueno encontrar estos versos en este lugar tan mágico, he de confesar que Silvia de vez en cuando me regala versos para conquistar a mis novietes jaja, creo que todos en la casa nos aprovechamos de ella para esto, pero no le importa, le encanta. Ahora se va recuperando, es tan fuerte, tan maravillosa que se me escapan las lágrimas con el cariño que le demostráis.

Gracias de mi parte y de la familia.

soadelf dijo...

Muchas gracias Angel, aún cuando lo leo se me saltan las lágrimas, tengo guardado el poema en el rincón de mis tesoros. Eres genial amigo, me gustaría darte un abrazote fuerte, de esos que aprietan mucho. Qué bonito, estoy muy emocionada.
Gracias de corazón.