viernes, 19 de febrero de 2010

En una tarde de verano.

En una tarde de verano.

En una tarde de verano
me decidí por escribir esta poesía.
Mirando los árboles y escuchando a los pájaros
que con su canción me hacían compañía.

Imaginando cuando hayan pasado mas de mil Sábados
de que modo encontraría a mi vida.
Si mi corazon alguna vez latiría en vano
o si se hallaría saltando de alegría.

En una tarde de verano
me decidí por escribir esta poesía.
Sintiendo como el viento acariciaba mis brazos
mientras el sol dibujaba todo el paisaje desde arriba.

Pensando en los momentos que por el camino se fueron cruzando
para luego archivarse en la bolsa de manera definitiva.
Y viendo como el tiempo anda tan acelerado
que ni siquiera llegamos a notar lo rápido que camina.

Por eso te digo a vos que estas del otro lado
que no dejes de bailar durante el tiempo que le resta a tu vida.
Sin dejar para después lo que hoy pudiste haber realizado
porque cuando uno se va ya no hay nada que le sirva.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Gus, que bueno está esto por favor...me ha encantado.
Besotes

Gustavo dijo...

Hola Carmen que tal. Si... no se si esta tan bueno. En realidad fue algo que lo hice el verano pasado. Hace como un año. Pero onda que a mi no me gusto del todo.
Bueno eso. Te mando un abrazo y espero que andes bien. Chau