viernes, 11 de septiembre de 2009

En paro.


Quisiera no ser
Obrero de los tiempos
Que nos han tocado el alma.
Tan adentro conviviendo
Entre brumas desesperadas
Entre gritos y lamentos
De imágenes que deambulan frustradas
Sin pan
Sin techo, nada
Miserables tiempos que se ensañan
En las manos laceradas
En el viento que acuchilla
Golpeados tan adentro
Entre nidos de ambiciones
Cosechando esperanza
Entre el odio y la ruina
Soportar la caída y continuar andando.

1 comentario:

soadelf dijo...

Este también es un poema muy triste, pero desgraciadamente ahora con la crisis esta situación se repite en muchos hogares. Y si miramos a izquierda o derecha veremos a un amigo, un familiar, un conocido que está sufriendo en sus carnes esta situación.Me ha gustado mucho como lo has plasmado Ángel.

Un besazo.