viernes, 4 de septiembre de 2009

Sin un rincón

De repente me vuelvo al revés
Para ver si encuentro mí precio
Estoy sin sueño y me miro en el espejo y me veo
Tirando piedritas al mar
Veo el sol durmiéndose en la aguas
Un océano abriéndose
Una luz encendiéndose
Hay sonido y luz en la calzada
En el caer de la noche
Estoy agobiada de tanto pensar
De pensar, de pensar, de pensar
Me doy la espalada para verme de frente
Y me veo de perfil
Mi universo es así
Pienso en alto
Veo el cielo en el pavimento negro
Por fin busco los restos
De lo que fue mi vida
Entonces sonrío
Abro mi puerta
Voy a la calle
Y la madrugada desnuda mi ilusión
Sueño hablando con la noche
Solamente ella sabe desnudarme
Sin trancar la puerta
Vuelvo furiosa, no tuve a donde ir
Me recuesto nuevamente
En el viento de la oscuridad para dormir
Y veo como duerme la naturaleza
Olvidando la embriaguez y las locuras del día
Y me invento una melodía bastante calma
Y así vuelvo a sonreír
Busco cobijo en las puntas de los pies
Hace calor, pero el miedo me pide que me cubra
Ahora ya estoy relajada
Lo abstracto aparece
Trato de dividirme pero el sueño me lleva
Me aturde
Estoy fluctuando
Ya no me río sin razón
Pero sigo soñando
Y soñando, y soñando
Paro
Mato la curiosidad de mirar las cosas
Y veo la vida que se va.

3 comentarios:

amor que soy dijo...

acabo de sacar unos versos con la misma técnica, narrando el presente llano tal como sucede ahora

Carmen Rivero dijo...

Amor, gracias por la complicidad. Bienvenido/a.
Saludos

angel collado ruiz dijo...

Sonrisa, sabia que adentro de esa piedra habia algo muy bueno esperando a ser descubierto. Un besote, angel