martes, 22 de septiembre de 2009

Los Ingenuos de la Guerra



Estoy triste
Mis ojos están rojos
Lágrimas que no puedo contener
Sentidas con dolor y angustia hieren
Dentro de mí explotan
Juegan con mi cabeza
Como si no fuera bastante
Juegan con el sentimiento puro
Que tengo dentro
Sentimiento que está siempre listo
Que provoca reír o llorar
De felicidad y que por un tiempo
Manifesté segura de que era
El momento exacto para ello

Las cosas no son así de simple
El mundo es así –dicen
La vida es así – dicen
Llena de seres iguales
Que piensan igual sin prosperar

Se inspiran en lo “mismo”
De ser siempre iguales
Al combatir unidos contra
Los ingenuos de la guerra.

6 comentarios:

angel collado ruiz dijo...

Esto esta retequebueno. Una visión de algo que taladra adentro, una sensación profunda de impotencia.
Palabras que duelen. Entiendo. un beso. Ya te dije con la segunda botella ,salen mejor los poemas.

Gustavo dijo...

Hola Carmen como andas. Muy bueno el poema. Son los pensamientos que rondan en nuestras mentes. Como dos fuerzas que se chocan. A veces ganan los pensamientos negativos y estamos tristes, vemos todo mal, etc. Y otras veces ocurre lo contrario. Ganan los positivos y sonreimos, vemos todo color de rosa.
Te mando un abrazo y que andes bien. Chau

Carmen Rivero dijo...

Ángel, tu sabes que esto salio de un momento de sentimientos encontrados y prometo no pasarme de la segunda botella porque sino lo que van a salir son chistes....
Besos

Carmen Rivero dijo...

Hola Gus, me alegra verte por aquí. Si a veces es así como dices los sentimientos te la juegan...pero para eso somos humanos y estamos vivos.
Abrazo de vuelta y cuídate mucho. Ah! y un beso también

soadelf dijo...

Yo me siento impotente ante tanta guerra que se desata en el mundo. No entiendo porque tanto odio, no entiendo porque tanta falta de humanidad, no entiendo porque tanta barbarie, no entiendo porque tanto sufrimiento innecesario. Lo has retratado muy bien amiga, es un poema que te hace pensar, y que te ayuda a brotar esas sensaciones de injusticia. Se me acaba de deslizar una lágrima.

Muy bueno Carmen.

Carmen Rivero dijo...

Gracias Silvia, muchas gracias.
Besotes