martes, 15 de septiembre de 2009

TU PALABRA


Desde que me hice tierra

Sangre, sudor, brillo

Enarbolastes los signos en mis adentros dormidos

Desde ese cándido beso

Sellando pensamientos

Se manifestó un fundamento

Poblando mis sentidos …


Tu palabra se aposentó en la corriente

De mis acordonados sentires

Por donde viajaron mis pasos y mis ojos renacidos…

En la barca de misterios

Navegaban mis sueños escondidos

Por el camino que tu palabra

Sembraba hasta mi destino….

Las cuerdas de la vida ensamblan

Diferentes pasillos … y allí nada prepara

Para saltar sus vacíos…


Por donde que ahora vea no encuentro sentido

En medio de estas hilachas

Por donde mi ser descarna aparente talento y motivos…

Tu palabra se me quedó perdida

por esos recónditos senderos

Nunca he encontrado sus signos…


A tajo abierto la vida

Marcó mi paso de niño…

Así transito esta senda

Desesperada buscándote lejos de este olvido

Lejos de esta prisión de dolores y martirios

Que se haga realidad esa palabra

Que declaraste al verme abrir los ojos

Y bendeciste sus brillos…


¿En dónde se perdió esa verdad?

Que me tiene en esta vida

Desatadas de tus manos

Perdidos están sus fundamentos

Y esta deshilachada sangre

Sigue corriendo despoblados caminos…

No puedo encontrar tu palabra

Que vanamente sembraste en mi recorrido…

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Meulen, tu sí que eres una poetiza de primera. Sabes conjugar las palabras de tal manera que dices verdades como castillos. Las palabras a veces nos llevan por determinados caminos y otras nos apartan de el.
Besotes amiga

Meulen dijo...

Gracias por eso Carmen...
para todo se usa la palabra al menos el que la habla o la escribe y esta puede edificar verdades o desaciertos , así como es la vida misma...
que estes bien amiga!